Rebranding, ¿cuándo es necesario para mi marca?
Publicado el 19/01/2022
Dedo señala la palabra rebranding

Lo primero que necesitamos entender es que todo negocio, por pequeño que sea, tiene su propia identidad de marca. Encontrar cuáles son sus valores y su misión es el primer paso para saber si nuestra marca necesita un rebranding.

Mi identidad de marca.

Con la identidad de marca vienen ciertos aspectos que conforman un conjunto total. El logo, la tipografía, los valores, la misión, el público objetivo… Todo esto es lo que después, el consumidor asociará contigo y por lo que es importante pararse a dedicarles un tiempo.

Un paso clave para resolver nuestra pregunta: ‘’ ¿Necesita mi marca un rebranding?’’ es cuestionarse lo siguiente: ¿He tenido una comunicación obsoleta y no he llegado a mis objetivos? ¿Ha surgido una crisis y la reputación de mi marca se ha visto afectada? ¿Ya no llego a mi público objetivo, o este ha cambiado radicalmente? ¿Llevo mucho tiempo sin cambiar mi identidad visual?

Si la respuesta a estas preguntas es sí, entonces la marca necesita un lavado de cara. Esto es lo que se conoce como rebranding, y es un conjunto de técnicas por el que la marca renueva su identidad.

Tu marca es tu creación. Tu pequeño bebé. Y lo entendemos. Pero como todos los bebés, ha crecido y le están empezando a salir arrugas. Hay que quitarle el polvo para que vuelva a relucir. Pero para eso necesitamos entender qué es el rebranding.

Rebranding de Coca-Cola a través de los años

Rebranding, qué es y por qué lo necesito.

Como hemos explicado, el rebranding es un proceso al que se somete una marca por el cual se cambian ciertos aspectos de esta, como la identidad visual, la comunicación o la misión y valores.

La capacidad que tiene una marca para responder a las nuevas necesidades del mercado es uno de los aspectos más importantes, y a su vez, más difíciles de gestionar. Por ello, hoy queremos hablar de qué motivos hay detrás del rebranding de una marca.

  1. Después de una crisis. Realizar cambios en tu marca después de un suceso accidentado como mala prensa o publicidad es una manera de demostrar que tu marca escucha a sus consumidores. Es la manera más clara de decir «estoy aquí, te entiendo y he cambiado´´.
  2. Para reposicionarnos. Nuestro público ha cambiado. O quizá nuestro producto y por ello nuestra oferta. Puede que incluso nuestro objetivo. Entonces, lo más apropiado es volver a construir la marca en torno a estos nuevos cambios.
  3. Si tu empresa necesita actualizarse. Tu marca quizá ya tiene algunos años y necesitas darle un pequeño lavado de cara para acercarte más al público. De esta manera evitaremos estancarnos, si es que no lo estamos ya, y no daremos sensación ‘’anticuada’’.
  4. Cuando queramos expandir nuestra estrategia. Si no conseguimos fidelizar clientes o nuestras ventas están congeladas, la solución puede ser volver a dar un giro de 360º.
McDonald’s hizo rebranding para adaptarse a una imagen más sostenible

Tengo claro que necesito rebranding, pero ¿cómo?

Una vez sepamos qué problema tenemos y por qué queremos hacer rebranding con nuestra marca necesitamos ponernos manos a la obra. Pero a la hora de sentarse y pensar qué es lo que queremos, puede marear un poco. ¿Por dónde tengo que empezar?

  • Planifica.

Lo primero que hay que tener en cuenta es conocer muy bien nuestra marca. Parece obvio, pero no lo es. ¿Tenemos claros nuestros valores? ¿Queremos cambiar nuestro logo? ¿Conocemos a nuestro público y como nos perciben? ¿Cómo estamos posicionados? ¿Y cómo estábamos hace dos años? ¿Y cómo queremos estar dentro de dos años? ¿Quién es nuestra competencia?

Sí, parecen muchas preguntas, pero una vez hagas una lista con estas preguntas y sepas responderlas; tendrás la parte más difícil del proceso. Entonces podemos empezar.

  • Crea.

Crea una nueva estrategia a largo plazo. ¿Vamos a cambiar el nombre de la marca o a modificarlo? O quizá nos quedamos con el mismo nombre, pero queremos darle un nuevo estilo a toda la identidad visual y entramos en un restyling.

Para todo esto necesitamos una estrategia clara que podamos seguir y que responda a todas las necesidades que has creado para tu nueva marca.

También puede que quieras realizar un rebranding completo y cambiar logo, nombre o incluso tu producto y tu tono comunicativo. A veces, al diversificar tu negocio, la marca no casa con tu expansión.

Recuerda que una vez empiezas tu rebranding tienes que aplicarlo a cada pequeño detalle en el que tu marca está implicada, como webs, publicidad, comunicación, cartelería…

  • Analiza.

Una vez hayas realizado este rebranding, necesitas saber si tu nueva imagen ha funcionado. Si responde a todas las necesidades de tu marca y si conecta con tu público objetivo. Muchas marcas olvidan esta parte y no entienden por qué su rebranding no ha tenido éxito.

A veces, afrontar todo este proceso es algo abrumador, y muchas marcas no están preparadas para ello, a pesar de ser conscientes de necesitarlo. Para ello existen agencias con equipos creativos que se encargan de ello 100%.

Los expertos en rebranding conocen todos los puntos ciegos y saben cómo abarcarlos. En Grupo WDi contamos con un equipo de diseño experto en Branding que lleva más de 10 años ayudando a marcas a volver a encontrar su identidad de marca.

Si después de leer este post, muchas cosas te han quedado claras, pero no sabes cómo ponerlas a trabajar, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estamos encantados de ayudarte!

También te puede interesar…

¿TE GUSTA LO QUE VES?

 

Si lo que necesita tu empresa es una agencia de confianza, estamos dispuestos a dar lo mejor de nuestro reino por ti.

Tu corona está más cerca de lo que piensas.

 

Pin It on Pinterest